Legislación Ambiental

Ignorantia juris non excusat o, lo que es lo mismo, “el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento” es un principio de Derecho que establece que cuando una norma es promulgada pasa a ser de conocimiento público y, por tanto, presupone que su desconocimiento no es ignorancia, sino negligencia.

En el sector ambiental este principio adquiere gran importancia por el gran volumen de normas que hay. La exigencia mínima para las empresas es conocer y cumplir la normativa vigente, respetar los límites de contaminación estipulados por ley y gestionar todos los trámites administrativos relacionados. Esta normativa concreta que es lo que se conoce como obligaciones legales y su adecuada identificación y control exige una labor organizativa importante.

Los beneficios derivados de realizar un correcto seguimiento de las obligaciones legales propias de una empresa se traducen en:

–              Evitar sanciones y multas

–              Contar con mayor tiempo de adaptación a la nueva normativa

–              Mejorar la imagen pública y el reconocimiento social

Además de definir los requisitos específicos que afectan a la empresa, la legislación en  los sistemas de gestión medioambiental obliga a realizar una evaluación periódica que verifique el grado de cumplimiento de la normativa.

Para satisfacer estos requerimientos, Arbórea dispone de un servicio especializado que permite el adecuado cumplimiento legal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s